Cuando tu gato no quiere comer

¡¡¡Prrr Hola!!!

El gato tiene una rutina para todo, incluyendo su comida. No le gustan los cambios ¿o sí? Cuando hablamos de comida, los mininos se dividen en dos categorías principales:
• Los que pueden comer la misma clase de alimento durante años sin perder el sueño,
• Los exigentes que prefieren cambiar el sabor varias veces al año.

Comida gatos

Si tu gato cae en la segunda categoría, ya estás acostumbrado a buscarle el gusto de vez en cuando. Pero si el minino es de los que comen lo mismo todos los días y de repente no quiere comer, algo está sucediendo. Es momento de observar y apuntar detalles.

Falta de alimento es peligroso para su salud: Existen muchas razones por las que el gato deja de comer. Ninguna es recomendable.
Cuando el gato no come, su cuerpo comienza a utilizar reservas de grasa para mantener su energía procesándolas a través del hígado. Para lograrse se necesita proteínas. Si la cantidad de grasa excede la de proteínas, el hígado trabaja horas extra causando fallos.

Esta es la base de la lipidosis hepática, enfermedad muy peligrosa que debemos evitar.

Comida gatos

• Puede tener un absceso en su boca: El gato relaciona el malestar en su boca con la comida y deja de comer pensando que el dolor va a pasar. Verifica sus dientes y encías.

• Problemas respiratorios: Su nariz es poderosa. Si esta falla y no puede oler su comida no la va a ingerir. Observa sus respiros o si presenta secreciones nasales.

Con esto quiero decirte que el gato necesita comer. No lo tomes a juego. Si el minino se niega a probar alimento, llévalo al veterinario para descartar un problema de salud.

Comida gatos

• Cambios en su ambiente causa ansiedad: Si el veterinario decide que no hay síntomas de enfermedad, el problema está en casa. Toma nota de cualquier cambio en tu hogar, por más pequeño que sea. Movimiento de muebles, llegada de un nuevo miembro a la familia o quizás algo mucho más intenso como una mudanza. Todos estos cambios rompen la rutina del gato y éste demuestra su enojo dejando de comer.

• Búscale el gusto: Todos los que compartimos con gatos nos desvivimos por mantenerlos felices. Ve por pasos:

• Caliéntale la comida: si mantienes la lata de comida en el refrigerador, caliéntala en el horno microondas por unos segundos. A nadie le gusta la comida fría.

• Añade un poco del líquido de atún enlatado a su comida de siempre: Quizás lo que necesita es un condimento extra a su plato usual para abrirle su apetito. Pero no lo conviertas en una rutina. El pescado no es saludable para su dieta.

Comida gatos

• Gato está más viejito: El pasar del tiempo no es en vano. Siempre lo has alimentado con comida seca, pero ahora que está más entrado en años prefiere algo más suave.

• Intenta añadirle el líquido del atún a su comida seca.

• Cambia su dieta a una de comida enlatada. Asegúrate de que sea la adecuada para su edad y peso. Colócale su comida de siempre y otro plato con la comida nueva. Ve eliminando cantidad de la comida seca cada día y añade más de la nueva. Deja que se vaya acostumbrando poco a poco creando una nueva rutina.

Comida gatos

• Vajilla nueva: ¿Hace cuánto le tienes el mismo plato?

• Lava el plato: A nadie le gusta comer de un plato sucio con olores desagradables. Lava su plato varias veces a la semana.

• Platos nuevos: Quizás ya los platos han cumplido su misión y deben ser cambiados. Sobretodo si son de plástico, con el tiempo pierden su superficie.

Comida gatos

¡¡¡Saludos!!!

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido