Gato cazador

¡¡¡Prrr Hola!!!

♡ Tu gato puede aparentar estar completamente domesticado. Todas sus necesidades están cubiertas, agua y comida disponible 24 horas al día, caja de arena para sus desperdicios físicos, gran cantidad de juguetes y torres para rascar sus uñas, pero igual aparece en tu puerta con un pájaro muerto en su boca. Tu gatito no es cruel, es que no lo puede evitar.

El gato cazador

♡ El instinto cazador lo tiene de fábrica, es decir, es parte integral de su ser. De hecho, fue este instinto el que lo llevó a domesticarse. Cuando la civilización se tornó agrícola, el gato se convirtió en el héroe pues eliminaba el problema de ratas en los graneros. Ahora los tenemos como compañeros en casa, pero el instinto no ha muerto. A tu gato le encanta cazar. Su cuerpo está diseñado para esto.:

  • Aprendiendo de la madre: Es ella quien le enseña a sus gatitos cómo cazar llevándoles ratones o pájaros vivos o muertos para jugar o comer. Con el tiempo van aprendiendo las técnicas necesarias para sobrevivir.

El gato cazador

Inclusive si el gatito se cría sin su madre, el instinto lo lleva dentro.

Dos maneras de cazar: El gato tiene dos estrategias para conseguir su presa:

  •  Acechar: Perseguir sin cansancio hasta conseguir cazarla. Su habilidad para moverse rápidamente (postura del gato) y silencioso a la vez es un arma eficaz.
  •  Emboscada: Esperar pacientemente con su mirada fija hasta que la presa salga de su escondite. Esta ocurre mayormente cuando el animal vive bajo tierra.

El gato cazador

Comportamiento del gato cazador: Lo que para nosotros parece un juego cruel para tu gato tiene todo el sentido común del mundo.

  •  Castañear los dientes: Este sonido es similar al que hacen cuando muerden a su presa. El gato, contrario a lo que parece, no trata de hacer sufrir al pájaro y trata de matarlo de un sólo mordisco. Cuando el gato vive dentro de la casa y ve los pájaros fuera de la ventana suele entrar en este “trance” observándolos intensamente y su cuerpo parece pensar que los ha cazado ya. Por esto castañea sus dientes como si estuviese en pleno proceso. Esto puede venir acompañado de maullidos cortos.
  •  Mueve su cabeza antes de atacar: Esto lo hacen para asegurarse que la presa no se ha movido y que su brinco hacia ella sea el correcto. El gato tiene visión binocular y el mover la cabeza rápidamente de lado a lado lo ayuda a calcular la distancia entre él y su presa. El no caer sobre ella e inmovilizarla significa batalla perdida pues la presa de seguro escapará.

El gato cazador

Preguntas comunes sobre comportamiento cazador:

  • ¿Por qué juegan con la presa? Porque tu gato no necesita cazar para comer pero cuando por fin tiene la oportunidad de cazar algo, quiere disfrutar el momento.
  •  ¿Por qué me trae animales muertos? Nos cuesta trabajo entender que nuestro hermoso minino puede ser capaz de matar a otra criatura. Y peor es cuando abres tu puerta en la mañana y encuentras al pobre ratón o pájaro muerto esperando sepultura.

El gato cazador

♡ Por años de seguro has escuchado que esto es un “regalo” que el gato te está obsequiando y que debes agradecerle a tu gatito el gesto. Pero con un poco más de investigación hemos encontrado nuevas teorías. Estas aplican conocimientos encontrados con los gatos salvajes, los antepasados del tuyo:

  •  El gato le está llevando comida a los miembros de su colonia que no pueden alimentarse por sí solos.
  •  Lleva la presa a tu puerta para enseñarte las técnicas y aprendas a cazar.
  • El gato te reconoce como parte de su colonia y según sus costumbres sociales, debes ser alimentado.
    Así que no lo veas como algo malo o negativo. Tu gatito simplemente te está entrenando en lenguaje felino. No olvides apreciar lo que hace por ti y darle un cariñito extra por su esfuerzo.

El gato cazador

¿Puedo detener el proceso? NO. Lo que sí puedes hacer es evitar que elimine animales vivos. Un gato que vive dentro de casa sólo cazará ratones de mentira.
♡ Si tu gato entra y sale de casa puedes ayudar a las futuras víctimas de varias maneras. El gato caza en la madrugada o en la noche. Si entras a tu gato en la tarde evitas que esté libre durante esas horas. También puedes colocarle un cascabel en su collar. El ruido ahuyentará a cualquiera que quede en su paso. OJO: No garantizamos que el gato no aprenda a quitar el cascabel (acto del que hemos sido testigos) o que mantenga su cabeza erguida para no hacer ruido. El gato es listo.

¡¡¡Saludos!!!

Sonrisas de gato

El gato cazador

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido