Tipos de agresividad en tu gato

¡¡¡Prrr Hola!!!

♡ Lo que para nosotros es agresividad, para tu gato es parte de su naturaleza felina. Esto no va a cambiar. Pero hay formas de convivir en paz. Conoce los distintos tipos de agresividad gatuna y cómo combatirlos. El paso más importante es ser constante en tu forma de lidiar con la violencia. Tu gato aprenderá.

Acostúmbralo desde pequeño a jugar con juguetes en vez de con tus manos:

  • Juegos violentos:
    No hablamos de juegos de vídeo donde descuartizan a los enemigos… aunque es parecido a la realidad. El jugar con tu gatito bebé utilizando tus manos como juguetes puede ser muy divertido mientras el minino es pequeñito, pero al crecer el juego se vuelve violento y tu sangre va a correr. Si se acostumbra desde pequeño a asociar tus manos con juego, cambiar su rutina tomará más tiempo.

Gatos enfadados

¿Cómo combatirlo?La solución es NO jugar con las manos desde la primera vez. Existen millones de juguetes diseñados para entretener al gato. Intercambia tus manos por alguna bolita de goma, o utiliza las cañas de pescar de juguete para que tu gato salte y queme energía. Tus manos no son necesarias.

Para que cambie su rutina: No será fácil intercambiar manos por juguetes. Cuando el juego se vuelva violento detente y grítale un firme ¡NO!. El gato se asustará pero comenzará a asociar la palabra con el acto. Otro truco es dejar de jugar con él y no prestarle atención por 5 minutos. Y digo NADA de atención, no lo mires, no le hables, NO lo acaricies. Por más chulo que se quiera hacer tu gato, en realidad le fascina tener tu atención, así que al final asociará la indiferencia con el juego bruto.

  • Dolor o miedo:
    Tu gato está en total estado de pánico y su lenguaje corporal te dice “déjame tranquilo”. Para tu seguridad, obedece su mandato. Sabes que si intentas acariciarlo, sus uñas y dientes están listos para atacar.

Gatos enfadados

¿Cómo combatirlo? Dale su espacio. Los gatos tienen una gran capacidad para aguantar dolor, pero a veces necesitan ayuda y no saben cómo expresarlo. El pánico crece y hace imposible el que puedas estudiarlo. Una vez se tranquilice, trata de observar si está herido. Quizás necesita ir al veterinario. Para evitar un ataque, coloca la jaula con la puerta abierta en su esquina favorita y déjalo que entre por su cuenta. Entonces llévalo al doctor.

  • A la defensiva:
    Este viene así de la nada. Estás feliz acariciando al gato en tu falda cuando de repente ¡zas! ahí viene un zarpazo. ¿Qué ha pasado? piensas mientras tratas de aguantar el dolor. No te lo tomes como algo personal, simplemente tu gato decidió que ya tuvo bastante cariño y te lo hizo saber. Sabes que a tu gato le fascinan las caricias, pero todo a su tiempo. Es muy probable que ya haya tratado de decírtelo de muchas maneras, utilizando su lenguaje felino. El ataque violento es su última opción.

Gatos enfadados

¿Cómo combatirlo? Observa a tu gato. Te dará señales antes del zarpazo. Comienza a mover la punta de la cola suavemente. Sus orejas cambian de posición y se mueven hacia atrás. La pupila se agranda. Al ver alguna de estas señales, es el momento de dejarlo tranquilo y guardar tus cariños para la próxima sesión.

  •  Ansiedad por su territorio:
    Esto sucede cuando el gato siente que su territorio está siendo invadido y él no puede eliminar el problema. Como, por ejemplo, al mirar por la ventana puede ver otro gato paseándose por el patio. Su frustración va creciendo. Y tú inocentemente pasas por su lado y, nuevamente, ¡zas!, recibes el zarpazo. El coraje es tan grande que se desquitará con lo primero que pueda, en este caso fuiste tú. Recuerda que el gato es sumamente territorial y aunque viva dentro de la casa, considera los alrededores como parte de su reino.

Gatos enfadados

¿Cómo combatirlo? Si notas al gato agitado frente a la ventana o mirando al techo tratando de bajar, psíquicamente, a esa araña que lo perturba, elimina el problema antes de que corra la sangre. Cierra las cortinas, haz ruido para que las criaturas en el exterior se vayan, trata de mover a la araña fuera de la casa…

Cortar las uñas de tu gato a menudo ayudará a que la agresividad no llegue a heridas profundas.

¡¡¡Saludos!!!

Sonrisas de gato

Gatos enfadados

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido